E-COMMERCE

El comercio electrónico o e-commerce consiste en la compra-venta de productos y servicios utilizando Internet. Esta nueva forma de consumo elimina las barreras temporales y físicas, ya que permite el acceso a productos y servicios cruzando, incluso, fronteras entre países. Al mismo tiempo ahorra tiempo a los usuarios, ya que con un solo clic, y desde casa, pueden adquirir cualquier tipo de producto e, incluso, hacer la compra semanal.

Ecommerce[1]Muchas son las ventajas de disponer de comercio electrónico para las empresas. Entre ellas las mejoras en la distribución gracias a la posibilidad de participar en un mercado interactivo en el que los costos de distribución o venta son mínimos, reduciéndose mucho la necesidad de intermediarios; la web ofrece a la empresa la posibilidad de informar a los clientes sobre la compañía, lo que se traduce en comunicaciones comerciales por vía electrónica para facilitar las relaciones comerciales en todos los sentidos; beneficios operacionales como son la reducción de errores, tiempo y costo en el tratamiento de la información; y por último la capacidad para fidelizar clientes, mediante la aplicación de estrategias de comunicación que le permitan al usuario final de la compañía plantear inquietudes, levantar requerimientos o simplemente hacer comentarios con relación a los productos o servicios de la misma.

Gracias a las infraestructuras que tenemos, ya no es necesario disponer de una tienda física (con el elevado coste que conlleva) para vender un producto; y si a esto le sumamos las facilidades que tenemos con las empresas de transporte (cada vez más modernizadas y adaptadas a este e-commerce), resulta una herramienta fundamental, fácil de usar y de bajo costo para incrementar nuestra cuota de mercado y resultados, llegando a aquellos clientes que por territorialidad no pueden hacerlo a nuestro producto.

¿Tienes un producto y no sabes si podrías venderlo en una tienda online? No te preocupes, todos pueden.