Estar en las redes sociales es barato, y no estar, puede salir caro

Es posible que cuando una persona acceda por primera vez a este blog, tenga la impresión de repetir de forma inncesaria, la importancia de la presencia en internet y redes sociales de las empresas.

Nada más lejos de la realidad es que los tiempos que corren son difíciles para todos, con muchos mercados saturados por variedad en productos tan sencillos como puede ser una botella de agua, y más que verlo como una necesidad, hay que verlo como una alternativa de diferenciación, una opción más al alcance de todos, que nos permite llegar a otros segmentos del mercado.
redes-sociales-2

Ya lo dijo Alfonso Alcántara, asesor en estrategia en Internet, por el año 2013 en una entrevista en El País, cuando todo esto no estaba haciendo nada más que empezar.

“¿Cuál es tu Twitter?” Alfonso Alcántara hace la pregunta al periodista nada más estrecharle la mano. Se extraña cuando la respuesta que recibe es “ninguno”. “¿Ninguno? Pues deberías abrirte una cuenta. Es útil en tu profesión”, aconseja. Ya en la entrevista, defiende que “estar en Internet es muy barato y no estar puede salir caro”. Él está: tiene más de 100.000 seguidores en Twitter y casi 5.000 en Facebook. “Las redes sociales son personas”, recalca.

Pregunta: ¿de verdad hay trabajo en internet?

Respuesta: Hay mucho trabajo online. Lo que no hay es empleo. Hay muchos clientes dispuestos a comprar productos y servicios, pero no hay empleos por cuenta ajena remunerados razonablemente bien. Por ello, en lugar de hablar de empleados, hay que empezar a hablar de profesionales en algo, de personas que hacen algo o saben mucho de algo. Luego ya veremos cómo les llegan los ingresos, si por contratos o por prestación de servicios. Las redes sociales permiten que ese trabajo sea visto por muchas personas.

P. ¿Hay que estar en Twitter, Facebook, Linkedin?

R. ¿Si tú no estás en las redes sociales eres un mal profesional? No, simplemente eres un profesional con menos oportunidades y contactos. Estar en Internet es muy barato y no estar puede salir caro. No me gusta la gente que evangeliza y dice que hay que estar en Twitter, Facebook… No hay que estar en ningún sitio. Tienes que ver qué partido le sacarías tú. Las redes sociales son personas. En una comunión o un bautizo, hay gente que se relaciona bien y otros que se dedican solo a comer. Hay que saber elegir aquellas redes sociales que se adaptan a nuestro negocio y las que mejor partido podemos sacar de ellas.

P. ¿Cómo se le saca partido a la Red?

R. Internet se puede usar como un canal convencional para buscar empleo. Tú vas a un portal de trabajo y dejas tu currículo. Pero hay otra búsqueda: la 2.0. Consiste en generar una reputación que haga que te encuentren. Esto es lo novedoso. Por ejemplo, tú como periodista, además de trabajar en tu periódico, puedes convertirte, con un blog, en una referencia en un tema, y la gente te va a buscar, va a interesarse por lo que escribes. El empleo 2.0 no se busca, te encuentra. El convencional se busca. El convencional es fácil de buscar, pero difícil de encontrar porque hay mucha competencia. El empleo 2.0 conlleva esfuerzo, porque hay que elaborar contenidos. El que crea un blog especializado se tiene que currar los artículos. La reputación se genera publicando cosas, diciendo que eres bueno, pero también ayudando a otros. Esto mismo es aplicable a las ventas, la venta convencional se busca, la venta 2.0 se encuentra, te  encuentran aquellos clientes potenciales que están la web,tus clientes potenciales.

P. ¿Para ser buscado hay que ser diferente?

R. La reputación online es estar en la mente de las personas que quieres que te encuentren. Debes tener claro qué clientes quieres que compren tus servicios. Y en función de eso, ver qué se puede hacer para estar en sus cabezas. El problema es que si tú no te especializas en algo, no sabes muy bien qué clientes estás buscando. El principio de todos los males es empezar por el cómo antes que por el qué. Una de las ventajas de las redes es la visibilidad. Puedes ver qué profesionales están triunfando, cómo lo hacen y qué contactos tienen. Hace seis años la gente pagaba por estos servicios. La cuestión es qué haces con ello.

P. ¿Hay que ser dinámico y muy social?

R. Cuanto más sociable eres, más recursos tienes. Insisto: las redes sociales son personas. En función de cómo te relaciones y de lo claro que dejes lo que buscas, ellas te podrán ayudar más o menos. Siempre lo digo: en las redes no hay que pedir ayuda, hay que buscar información.

P. ¿La crisis es una excusa para bajar los brazos?

R. Lo que más desanima es no tener un proyecto. La clave no es cómo está el mercado, sino cuál es tu proyecto vital. La crisis es una excusa para no tener iniciativa. Lo que nunca debe estar en crisis es tu iniciativa. Si alguien me dice que está desanimado porque estamos en crisis, le pregunto: ‘¿Y si no estuviéramos en crisis?’ Lo más probable es que se dé cuenta de que haría lo mismo.

P. Usted defiende que para parecer un experto hay que ser un experto en parecerlo. ¿Nunca hay que decir toda la verdad?

R. No hay que decir las cosas que te perjudican. Si tú no tienes experiencia, no digas que no la tienes. Si tú vas a ligar por la noche, no dices a la chica que hace 20 años que no te comes un rosco. Callarte no es mentir. Si eres fontanero y no has trabajado nunca con contrato y tienes 20 años, puedes montar tu Twitter y relacionarte con fontaneros, montar un blog y dar consejos. Si logras una buena reputación, te llamarán y te contratarán. Las redes te permiten generar una marca sin tener experiencias, contactos y especiales recursos.

Como bien describe Alfonso Alcántara, las redes son personas, personas con unas necesidades y al alcance de todos. Aprovéchate de ellas para llegar a todos aquellos que necesitan tu producto o tu servicio, o simplemente te necesitan a tí, pero que por “lejanía” no pueden llegar a el físicamente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>